Lo que deberías conocer sobre la CURP y el RFC

Lo que deberías conocer sobre la CURP y el RFC

La CURP y el RFC son dos términos muy importantes para toda la población mexicana que se encuentra dentro y fuera del país.

La Clave Única de Registro de Población, CURP, es un código que se le otorga a cada persona residente de México y también para aquellos que se están viviendo fuera de dicho país. Esta clave se creó en el 1996 con la intención de facilitar el registro y la identificación de todos los ciudadanos al gobierno mexicano. También tiene como finalidad colaborar con el proceso de trámite de otros documentos para la población.

Su objetivo es garantizar la seguridad del país mediante su sistema de identificación. La CURP se forma mediante 18 dígitos que forma la clave única, intervienen las primeras iniciales de los apellidos, los nombres, algunos dígitos del año de nacimiento, las letras del sexo, el lugar de nacimiento y una homoclave que otorga el Registro Nacional de Población para evitar que existan duplicados.

Para consultar la CURP se puede hacer ingresando a través de internet a la página oficial del gobierno mexicano y seguir los pasos que te indique el sitio. En pocos minutos se obtendrá la consulta deseada.

Por otro lado, la RFC, se trata del Registro federal de contribuyentes. Es una clave alfanumérica que está compuesta por 13 caracteres. Por lo general los dos primeros dígitos corresponden al apellido paterno, luego le siguen las iniciales del apellido materno  y el cuarto dígito el primer nombre. Estos van seguidos de la fecha de nacimiento y los últimos tres dígitos son colocados por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Es SAT emite un certificado de la inscripción en el RFC con la cédula de identificación fiscal. Es importante recordar o guardar muy ben la contraseña ya que esta ayudará con cualquier trámite por internet.

Este trámite lo hacen las personas que mayores de edad que estén activas económicamente. Para tramitarlo se deberá entrar por internet en la página web del SAT o asistiendo a una oficina del SAT.

EL RFC aporta beneficios para los ciudadanos que lo saquen, por ejemplo: A los jóvenes que penas están emprendiendo o iniciando su negocio, el RFC le ayudará a con los clientes y proveedores y amplía la posibilidad de obtener un crédito. En el caso del primer empleo, el RFC se utiliza como un requisito para poder optar por el empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *