Jueves 19 de octubre de 2017 - 3:02pm

Se le acabaron los argumentos a la clase política

septiembre 21, 2017
Se le acabaron los argumentos a la clase política
Columnas
0

El pueblo de México ha sufrido un shock equivalente a un mazazo en la cabeza, todos los sectores de la sociedad por igual, nos ha sacudido la modorra ancestral del conformismo, el terremoto ha roto paradigmas, nos ha demostrado cuan frágiles somos como personas en este mundo ante la fuerza demoledora de la naturaleza.

Esta no respeta posiciones sociales, sexo, creencias, castiga sin palo y sin cuarta, en México todas y todos los integrantes de la sociedad somos culpables por acción y omisión de que la violencia se haya enquistado hasta la médula en el diario vivir, hemos permitido o sido participes o coparticipes del estado de cosas imperantes. Esto en términos esotéricos se llama Karma que debemos pagar.

Este suceso ha aflorado lo bueno de mexicanas y mexicanos, el espíritu solidario se vuelve a manifestar, nos damos cuenta que en estas situaciones no valen creencias, rezos y mandas, nadie te ayudará, debe hacerlo la sociedad, importando poco si hay ayuda, gobierno o no.

Le ha permitido a las nuevas generaciones despertar, esos milleniums tan criticados largaron su celular y los encontramos al pie del cañón, el gobierno como siempre reaccionó tarde, pero lo hizo al fin.

Los que se han visto ridículos son los partidos políticos tan buenos para pactar todo lo que vaya en detrimento de la sociedad como pensiones, jubilaciones, incapacidades, salarios bajos, rompiendo derechos laborales y enajenando la patria, Ahora ni uno sólo se ha hecho presente, negándose además a donar el 20% de sus apoyos millonarios electorales para la reconstrucción.

Los partidos enmudecieron a excepción de Morena, pero el INE se negó aduciendo que iba contra la ley, ahí si no pudieron pactar y hacer un acuerdo nacional.

Lo más extraño es el colegio Rebsamen de la ciudad de México, un ingeniero fue captado infraganti por un reportero donde decía que había cerca de 1 mil estudiantes, y que no saben cuántos se salvaron porque quienes salieron con vida no fueron no permanecen en un registro y sus familias no son localizadas, increíble.

Esperemos que esta tragedia no la politicen para fines del gobierno especialista en la Doctrina del Shock, tan aplicada en México con fines económicos y de privatización que se basa en sembrar conmoción y pavor.

La rapidez con que asestan los cambios provocan un shock mental en la sociedad que no le permite discernir, esto no es nuevo, lo desarrolló el economista Milton Friedman padre del Neoliberalismo, agarrando a Chile como su conejillo de indias, después de la muerte de Salvador Allende en 1973.

Ahora el gobierno y sociedad recibe golpe tras golpe por la naturaleza, (ciclones y terremotos) que cambió el esquema de gasto y de vida, permitiendo que la sociedad perciba la fuerza que da la unión. Los perdedores han sido la runfla de políticos vividores del erario que ven reflejado el rechazo social desnudados en esencia. Se les acabaron los argumentos.

Con la desgracia de las familias perjudicadas en vidas y haciendas, que el estado debe resarcir garantizándoles el derecho a una vivienda digna y al trabajo como lo marca la constitución, vendrá un auge o boom económico por el empleo que generará la rama de la construcción con elevación del empleo.

*Síguenos www.inforedtamaulipas.mx

Por Armando Vargas
Columnista

Comments are closed.