Miércoles 28 de junio de 2017 - 10:52pm

Qué tan seguras están las defensoras

enero 16, 2017
Qué tan seguras están las defensoras
0

Esta semana inicia con una visita muy importante para nuestro país en cuanto a Derechos Humanos, ni más ni menos que el Relator sobre la situación de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michel Forst, empieza hoy su visita oficial a nuestro país, bajo una pregunta ¿Qué tan seguras están las personas que defienden Derechos Humanos en México?

Una pregunta nada fácil para responder por parte del gobierno mexicano, pues esta es la segunda visita que hace el relator a México ante la gravedad de atentados, incluyendo los asesinatos, de personas defensoras.

Hay que recordar que el señor Forst estuvo en mayo del año pasado, es decir, apenas han transcurrido 8 meses de su primera visita a nuestro país y lo tenemos de regreso en casa. Y no es para darle una medalla al gobierno mexicano por la protección a las personas defensoras.

¿Con qué país se encuentra ahora el relator? Diría yo que con mayor impunidad, mayor número de violencia contra personas defensoras de Derechos Humanos, pero también con movilizaciones sociales producto del descontento nacional manifiesto, ante los incrementos en gasolina, gas, luz así como en productos básicos como la tortilla, el huevo, transporte, entre muchos otros que ahondan la desigualdad en la que vivimos.

Movilizaciones que han provocado violaciones de Derechos Humanos, tanto a la ciudadanía como a defensoras y defensores.

Muchas mexicanas son defensoras de Derechos Humanos en nuestro país, poco se conoce de ellas. Por ejemplo, las mujeres que defienden la tierra y el territorio, sobre todo en comunidades campesinas e indígenas, quienes están enfrentando el despojo de sus tierras para poner una minera a cielo abierto que es extranjera; otras defienden el agua, que muchas veces es contaminada por esas mismas mineras o por fábricas que desaguan los desechos, algunos tóxicos, a ríos, como el de Atoyac, en Puebla. A este río de Atoyac se le conoce como río azul, porque las maquiladoras de mezclilla, que están colocadas a la orilla del río, desalojan en él el agua pintada de azul de la mezclilla deslavada con químicos, lo cual ha generado cáncer, como leucemia en la niñez de las comunidades indígenas que toman esa agua, porque no tienen otra.

Están también las defensoras a una vida libre de violencia para las mujeres, algunas de ellas asesinadas como Marisela Escobedo, quien en 2010 fue ultimada frente al Palacio de Gobierno en Chihuahua; o Doña Irinea Buendía, quien hasta el día de hoy exige justicia para su hija y para los ciento de mujeres asesinadas en el Estado de México. Defensoras del trabajo, la cultura, la libertad de expresión, entre muchos otros derechos.

¿Qué tan seguras están estas defensoras en México? Poco, muy poco yo digo.

De acuerdo con el diagnóstico de la Red Nacional de Defensoras en México, del 2010 al 2016, 41 defensoras fueron asesinadas como consecuencia de su labor. Ellas salvan vidas a un alto costo para su persona y sus familias.

De acuerdo con los registros de la Red, cada semana ocurren 4 agresiones o atentados contra defensoras. En los últimos tres años se incrementaron en 261 por ciento las agresiones contra defensoras.

Los atentados contra ellas tienen una connotación misógina y sexista. A las defensoras se les amenazas de violación sexual, se les hacen campañas de difamación y desprestigio con lenguaje machista y sexista, se amenaza a sus hijas e hijos y las denostación tienen un carácter sexual.

Los principales agresores de estas defensoras son servidores públicos, entre ellos policías. Las principales defensoras agredidas, de acuerdo con la Red, son quienes defienden el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia; las que defienden la libertad de expresión y quienes defienden la tierra y territorio.

Durante su visita, el Relator de Defensoras y Defensores de Naciones Unidas irá a Chihuahua, Guerrero, Oaxaca y Estado de México.

Sin duda, un indicador de la democracia es la seguridad con la ejercen su labor las personas que defienden Derechos Humanos, garantizar esa seguridad es responsabilidad del Estado. ¿Qué noticias nos dará el Relator de la ONU Michel Forst al término de su visita el 22 de enero? Seguramente no serán muy buenas, pero hay que contarlas.

Por: Lucía Lagunes Huerta*
*Periodista y feminista, Directora General de CIMAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.